Novedades

viernes 3 septiembre de 2021

Autos: Como evitar la visibilidad reducida en invierno

El estado del clima puede generar condiciones visuales adversas mientras circulamos por una calle o ruta.  A qué cosas debemos prestarle atención para evitar accidentes: he aquí algunas claves.

Es muy probable que sientas fastidio cuando te toca salir a manejar y el clima no ayuda. Fenómenos comunes como la niebla o la lluvia alteran la visibilidad y pueden comprometer la seguridad de tu viaje.

Cuando las condiciones climáticas son desfavorables hay que dejar de lado las emociones, agudizar los sentidos y ser mucho más precavidos al manejar. Por sobre todas las cosas tener buenas prácticas conductivas que facilitarán el transitar en forma segura. Así vas a llegar a tu destino tranquilamente y sin complicaciones.

¿Qué acciones/elementos ayudan a mejorar la conducción ante fenómenos como una niebla o lluvia?  Aquí te damos algunas claves.

  •  Reducí la velocidad: es fundamental que seas prudente con la velocidad. Ir a menos de 50 km/h también resulta peligroso en algunos caminos y bajo este tipo de circunstancias.
  • No encender las luces altas: cuando hay niebla encendé las luces de posición y las luces bajas.  Si tu auto tiene los denominados faros “rompeniebla” encender tanto el delantero como el trasero.
  • Apagá el estéreo: La niebla hace disminuir sensiblemente tu visión. Entonces vas a necesitar integrar el oído. Hay que estar atento al sonido de los otros rodados cuando se acercan. Para ello dejá algo abierta la ventanilla del lado del volante, para escuchar con más claridad los sonidos del entorno. Y apagá el estéreo.
  • Observar el señalamiento de niebla en la calzada: es una marca en forma de “V” invertida que se suele colocar en el pavimento en zonas con niebla frecuente. Esta señalización indica la velocidad hasta la que se debería circular en caso de presentarse un banco de niebla.

Cuando desde el vehículo en marcha y se está pasando por la figura (“V” invertida) se vean solamente solo las dos “V” siguientes se debería circular a la velocidad precautoria no superando los 60 km/h. Con el mismo criterio de la anterior pero se visualice solamente una “V” se debería circular a la velocidad precautoria no superando los 40 km/h. Cuando al signo recién se lo percibe a muy corta distancia o no se lo ve, se debe reducir la velocidad y dejar la vía cuando fuese posible y en forma segura, deteniéndose fuera de la calzada y la banquina.

  • Atención máxima a tu alrededor (calzada, señales, otros rodados, etc.): Evitá sorprender a otros vehículos y ser sorprendido, no hagas maniobras repentinas inesperadas. Tratá de no realizar sobrepasos, fundamentalmente en caminos de dos vías únicas.
  • No viajes “pegado” a otro vehículo: Al tener pérdida de visibilidad y humedad en el pavimento duplicá la distancia entre tu vehículo y el que va adelante,  independientemente de la velocidad a la que se conduce. En caso de lluvia el aquaplaning podría hacer su efecto por lo que el frenado requerirá muchos más metros que en condiciones normales.
  • No detenerse sobre la calzada: Si por cualquier circunstancia hay que detener la marcha, es necesario salir del camino, asegurándose que el rodado quede fuera de la cinta asfáltica. Siempre encender las balizas. Si bien puede resultarte una pérdida de tiempo es la opción más segura, en casos en donde la niebla es densa y persistente, o la lluvia muy copiosa.  Es preferible llegar demorado a tu destino que no llegar por culpa de un accidente que se pudo evitar.
  • Usá las líneas blancas de guía: para mantenerte orientado siempre tomá como referencia la línea blanca que se encuentra a tu derecha. Además de dividir el espacio de la carretera con el establecido para detener el auto, sirve como guía en casos de niebla, puesto que brinda más seguridad que la línea punteada que separa los carriles.
  • Nunca frenes bruscamente: ese tipo de acciones son las que pueden provocar un accidente bajo estas circunstancias. Es por esto que la atención y la velocidad acorde son vitales para salir de la situación sin sobresaltos. 

Sobre el auto: 

  • Mantener limpios vidrios y espejos: antes de salir repasá todos los espejos y vidrios del rodado para, en caso de toparte con niebla o lluvia no tengas que hacerlo en situaciones que puedan complicarte en la calle.
  • Activar el limpiaparabrisas/desempañador: fíjate que el sistema esté cargado líquido limpia parabrisas. Siempre ayuda cuando alguien viaja delante tuyo y sus ruedas deslizan agua o barro, lo que hace que perdamos visión. 

Ante cualquier hecho inesperado que surja con tu vehículo a causa del mal clima, tené a mano el número de tu compañía aseguradora. Contarás con el respaldo de profesionales que te asistirán de la forma más rápida y precisa.

Así trabajamos en Federación Patronal, para estar siempre cerca tuyo.

Estás interesado en mejorar la cobertura de tu rodado, ingresá desde aquí a nuestro cotizador online

Aquí te contamos algunas recomendaciones respecto a cómo manejar sobre nieve.

 Y también te recordamos  que tenés que hacer en caso de sufrir algún inconveniente en tu viaje.

Atención al
cliente FedPat
0810 222 5588
+5492214290200
Asistencia Mecánica

0800-222-0022
0800-800-0022

SMS al 70703SMS al 70703

Asistencia al
comercio y hogar

0800-444-0001