Novedades

martes 13 agosto de 2019

Cómo manejar ahorrando combustible

La combinación de buenas prácticas conductivas con una buena organización del tiempo, le puede brindar un beneficio extra a tu bolsillo.

Como ahorrar combustible

Como ahorrar combustible

Existe una verdad que a esta altura es casi irrefutable: la cantidad de autos que hay en la calle es cada vez mayor y sigue creciendo a ritmo sostenido.

Una de las consecuencias que esto trae está directamente vinculada a la cantidad de tiempo que necesitamos para ir en nuestro auto de un punto a otro. Seguramente te habrás dado cuenta que el recorrido que antes te llevaba pocos minutos ahora se duplica o triplica en tiempo, debido a las contingencias del tránsito.

Siempre tenemos que priorizar la conducción responsable para evitar accidentes de tránsito. Y esto va asociado a la organización adecuada de nuestra rutina. Así llegaremos a tiempo a nuestro destino, protegiendo nuestra integridad y la de quienes nos rodean.

El manejo responsable también puede darle un plus a tu economía. Si evitas la conducción temeraria, las frenadas o los arranques intempestivos, podés mejorar el rendimiento del combustible que le cargás a tu auto.

 ¿Cómo? Aquí te brindamos algunas recomendaciones para optimizar tus consumos:

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador: si tu auto tiene motor gasolero, esperá unos segundos antes de arrancar. Si es a nafta podés hacerlo directamente.
  • Solo se debe usar la primera marcha para iniciar el movimiento. Rápidamente pasá a la segunda marcha. Pasar de segunda a tercera marcha  al alcanzar los 30 kilómetros por hora. Pasar de tercera a cuarta velocidad a los 45 kilómetros por hora. De cuarta a quinta al alcanzar los 60 kilómetros por hora. De quinta a sexta al llegar a 80 kilómetros por hora. 
  • Si levantás el pie del acelerador con una marcha ya engranada, el motor no consume combustible por encima de las 1000 RPM. A esta acción se la denomina usar el freno motor. Siempre es preferible que el auto frene por la propia pérdida de aceleración que por una frenada brusca.
  • Si detenés la marcha por más de 2 a 3 minutos, se recomienda apagar el motor. Dejar el auto en marcha durante 10 minutos puede consumir entre 0,4 a 0,7 litros por hora.  
  • Comprobá la presión de los neumáticos. Al estar sin la presión recomendada por el fabricante, aumenta el rozamiento con la calzada y por ende, el consumo de combustible.
  • Usar el aire acondicionado solo cuando sea necesario. Con el aire en funcionamiento tu consumo aumenta cerca de un 20-25 %. En ciudad siempre conviene abrir las ventanillas o usar la ventilación. Si viajas a más de 100 km/h mantenerlas cerradas ya que, al estar abiertas, incrementa el consumo otro 10% aproximadamente.
  • Evitar el peso innecesario: extraer los elementos que guardamos en el auto y que nunca utilizamos.

 También es importante:

  • Elegir la ruta adecuada: tratar de evitar zonas de tránsito sobrecargado.
  • Organizar nuestra agenda: estimar lo que demora un viaje a un determinado punto y sumarle algunos minutos más. Siempre es preferible llegar antes a nuestro destino que con los minutos contados.
  • Combinar varias actividades en un solo viaje.
  • Siempre respetar las leyes de Tránsito.

Si manejás responsablemente cuidás tu integridad y la de la comunidad vial. Y además podés contribuir a tu propia economía.

 

Somos Federación Patronal. La empresa con la mayor cantidad de rodados asegurados del país y la Nº1 en situación financiera.

Ya probaste nuestro cotizador online? Ingresá aquí

Asistencia Mecánica

0800-222-0022
0800-800-0022

SMS al 70703SMS al 70703

Asistencia al
comercio y hogar

0800-444-0001

Hola, soy Fede ¿Conocés nuestros medios de pago?