Novedades

miércoles 15 julio de 2020

Feng Shui: consejos para que tu hogar mejore su energía

Podés ocupar espacios en tu casa de manera armónica y con los aportes de esta filosofía oriental, mejorar energéticamente el entorno de tu hogar.

Feng Shui

Para la cultura china, todos los componentes del mundo “físico” poseen una energía vital, la cual se denomina Chi (o Qi).

Esta fuerza de vida fluye de manera similar al aire que circula a nuestro alrededor. Su dirección y la forma en que fluya dependerán de las formas y objetos que encuentre a su paso. Si le facilitás ese recorrido, lograrás encauzar esa energía positiva para tu vida.

Por medio de los preceptos que aporta el Feng-Shui, podés ordenar los espacios y objetos del hogar, a fin que el Chi pueda fluir aportando equilibrio y armonía a nuestra casa.

Para lograr ese objetivo, el Feng Shui se vale de distintos elementos que, si sabés cómo utilizarlos, cambiarán la energía de tu hogar definitivamente. Algunos de ellos son:

Los colores:

El Feng Shui le da vital importancia al uso de los colores. Dándoles el uso adecuado, van a contribuir a que el Chi fluya por la casa con total libertad.

Verde: Asociado a la naturaleza, puede aportar vitalidad, descanso de la visión y calma. Se lo vincula también a la abundancia y está relacionado con el elemento madera. Es un color que puede servir para un dormitorio, baño o habitaciones de los chicos.

Azul: es el color ideal para la habitación, porque aporta paz, introspección y tranquilidad interior. Para los chinos es la tonalidad que se vincula en forma directa con el elemento agua.

Rojo: relacionado con el elemento fuego. Junto con el púrpura y el naranja, simbolizan alegría, entretenimiento, diversión y pasión. Es el indicado para ser usado en una sala de juegos o de estar. También sirve para las personas con tendencia a estar deprimidos. Si estás estresado o con ansiedad no es recomendable para la habitación.

Marrón: este es color de la tierra. Simboliza con la seguridad, la confianza y el equilibrio. Combinado con una luz cálida, puede dar relajación y confort a cualquier espacio de la casa.

Blanco: junto al gris, el dorado y el plateado, simbolizan al elemento metal. Este aporta fuerza y resistencia. Pero en exceso puede alentar al desapego y al distanciamiento. Es el color ideal para un espacio de trabajo, porque puede aportar ideas y creatividad.

Decoracíón:

En principio es importante recorrer toda la casa, ver cada uno de los objetos en ella y preguntarse si están alineados con tus sueños, tus objetivos y tus anhelos de futuro. Si no es así, es hora de plantear un cambio por algo que realmente te guste y que vibre con tu energía en este momento de tu vida. Hacer de tu casa tu fuente de inspiración.

 

Se pueden usar adornos que hayas elegido o comprado vos mismo. No se recomienda el uso de antigüedades, por traer en ellas la energía de los lugares en donde estuvieron y de quienes nos precedieron en su uso.

Las paredes y espacios no deben estar ocupadas por completo, hay que elegir cosas que nos gusten o que sean funcionales. Y principalmente en cada adorno no debe haber elementos con puntas. Los bordes redondeados aportan al movimiento fluido del Shi.

Orden:

El desorden atenta contra el flujo de energía. Uno de los preceptos esenciales del Feng Shui señala que las casas ordenadas siempre tienen buena energía.

Plantas:

De acuerdo al Feng Shui entre los motivos más importantes para tener plantas dentro de la casa son:

Equilibran los cinco elementos: esta cosmovisión considera de vital importancia los cinco elementos que nos pertenecen: agua, fuego, tierra, metal y madera. Son parte de los ciclos naturales. Las plantas aportan armonía en la interrelación de estos cinco elementos.

Sirven de filtro: colaboran en protegerte de energías tóxicas y negativas, siendo su rol de barrera protectora del ruido, calor y excesos de luz. Lo externo y lo interno quedará armonizado con su uso.

Nunca mantener en el hogar flores o plantas secas. El mismo resultado dará a tu energía.

Ventanas y puertas:

Las puertas son importantes para el Feng Shui: son el acceso de las cosas materiales e inmateriales a tu hogar.

Las puertas y ventanas siempre deben abrir y cerrar perfectamente.

Evitá colocar un espejo frente a la puerta de entrada. El Shi entra y con el espejo lo que hace es salir como llegó.

Dejar espacios libres cerca de las puertas. Colocar plantas a cada lado para dar más energía.

No es bueno tener dos puertas de entrada y salida. Y tampoco una puerta en donde se vea el fondo de la casa. La energía pasará y no se detendrá en ningún momento.

Las ventanas son algo asi como los “ojos” de la casa. Es por ello que debemos mantenerlas limpios y usar cortinas para que la energía no se vaya por allí.

Cuanto más positivo e inspirador sea el espacio en donde vivís, mayores serán las ganas de disfrutar la energía que fluye en él. Es tu lugar en el mundo y tu fuente de bienestar.

Somos Federación Patronal. Siempre cerca tuyo.

Atención al
cliente FedPat
0810 222 5588
+5492214290200
Asistencia Mecánica

0800-222-0022
0800-800-0022

SMS al 70703SMS al 70703

Asistencia al
comercio y hogar

0800-444-0001