Novedades

jueves 26 noviembre de 2020

Estilo de vida sostenible: modificar hábitos y formas de consumo pensando en el futuro.

 Al cambiar determinados patrones de comportamiento podemos mejorar el bienestar y la salud tanto para nosotros como para las generaciones venideras.

Vida sostenible

Cuando hablamos de un estilo de vida sostenible, no solo hacemos referencia a una forma de consumo sostenible. Es un concepto que está directamente asociado al compromiso social y de transformación; su objetivo es contribuir a ser mejores y vivir mejor, asumiendo responsabilidades con la sociedad que nos rodea y las generaciones que vendrán.

Al tener una concepción global acerca del concepto de estilo de vida sostenible se apunta a brindar respuesta a las necesidades básicas, generar una mejor calidad de vida, minimizando el uso de los recursos naturales y emisiones y sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras.

Los gobiernos de muchos países han puesto el foco en la contaminación ambiental. Pero hace falta reforzar las políticas para enfrentar el problema, ya que el planeta se encuentra en una situación cada vez más preocupante debido al calentamiento global.

Nuestro actual estilo de vida y modelo de consumo deja una marca que desequilibra el mundo que habitamos. La huella ecológica es ese cambio nocivo que cada persona provoca en el medioambiente.

Por esto es importante que además de los avances gubernamentales y de organizaciones medioambientales en la temática, cada persona en su cotidianidad pueda generar acciones para minimizar los alcances de esa huella.

 Estas son de diverso origen, pero apuntan siempre al mismo fin: proteger nuestro planeta.

Sobre la forma de consumir

  • Consumí solamente lo que necesites.
  • Comprá productos en comercios de productos ecológicos/ comercio justo.
  • Siempre estar informado sobre los productos que consumís y las consecuencias ecológicas, sociales y económicas que cada uno de ellos genera.
  • Evitá comprar productos envasados, así como el uso de las bolsas de plástico.

Sobre el uso del agua

  • Al bañarte elegí el uso de la ducha por sobre la bañera.
  • Cerrá la canilla mientras te enjabonás las manos o el cuerpo. La misma acción al cepillarte los dientes o mientras limpiás la cocina.
  • Arreglá inmediatamente las pérdidas de agua de cañerías.
  • No usar la pileta de la cocina o el inodoro para tirar basura. Tené en cuenta que no solo estás gastando agua, sino que estás vertiendo productos que pueden contaminar.
  • Elegí productos de limpieza biodegradables o más naturales.
  • Controlá el uso del agua en piletas y jacuzzis.

Sobre el uso de la energía:

  • Cuando no haya personas en una habitación, apagá las luces.
  • Utilizá lamparitas de bajo consumo (led).
  • Buscá siempre que tu casa esté bien aislada tanto del frío como del calor.
  • No dejes equipos eléctricos en “Stand-by”: desenchufalos o apagalos para evitar el consumo “oculto” de energía.
  • Que los sistemas de calefacción y refrigeración estén adaptados a lo que necesita tu casa.
  • No compres o uses electrodomésticos que superen tus necesidades reales. El ejemplo más común es el aire acondicionado (asesorate sobre la capacidad y el espacio que cubre su acción).

Acerca del transporte:

  • Usa la bicicleta para trayectos cortos. Es preferible incluso ir a pie que usar el auto o el transporte público.
  • Si no podés evitar usar el coche, compartí el viaje con otras personas que hagan el mismo recorrido. Así disminuye el número de vehículos en circulación y las emisiones derivadas de su funcionamiento.
  • Evitar si es posible tomar vuelos para trayectos que pueden recorrerse de otra manera. Los aviones generan una importante emisión de gases.
  • Mantener nuestro coche en óptimas condiciones para evitar la contaminación sonora.

Sobre el tratamiento de residuos:

  • Aplicar la regla de las “tres erres”: reducí el volumen de residuos, reutilizá los envases, y reciclá todo aquello que no puedas volver a utilizar.
  • Hoy tenés más opciones para comprar alimentos a granel o “sueltos”.
  • Usá bolsas de tela para traer tus compras.
  • Optimizá el uso de papel: usa insumo reciclado, imprimí siempre a dos caras y usando la opción de bajo consumo de tinta.
  • Llevá los elementos contaminantes como pilas, electrodomésticos, residuos de tipo químicos, radiografías, aceites, a los “puntos verdes” de tu ciudad/localidad.

El planeta requiere de nuestro compromiso y de acciones que favorezcan al cuidado del ecosistema. Depende de cada uno de nosotros.

Desde Federación Patronal promovemos el uso de energías renovables y todas las acciones que favorezcan el cuidado de un bien fundamental: nuestro medio ambiente.

Somos la aseguradora N°1 del país en situación financiera.

#Siemprejuntoavos

Atención al
cliente FedPat
0810 222 5588
+5492214290200
Asistencia Mecánica

0800-222-0022
0800-800-0022

SMS al 70703SMS al 70703

Asistencia al
comercio y hogar

0800-444-0001